Jul 16, 2015
28 Veces leido

Susto de muerte en Puerto Rico

Autor

José Luis (52) y Genoveva (50) tardarán tiempo en olvidar el susto que se llevaron el pasado sábado. Un turista escocés entró a golpes en su habitación de los apartamentos Balalu, en Puerto Rico, donde pasaban sus vacaciones. Ella rozó la muerte y necesito asistencia médica inmediata.

José Luis (52) y  Genoveva (50) tardarán tiempo en olvidar el susto que se llevaron el pasado sábado. Un turista escocés entró a  golpes en su habitación de los apartamentos Balalu, en Puerto Rico, donde pasaban sus vacaciones. Ella rozó la muerte y necesito asistencia médica inmediata.

Cuando José Luis y Genoveva Santana alquilaron por internet cuatro días de descanso en Puerto Rico nunca se imaginaron el final traumático que iba a tener su vacaciones. Ayer al mediodía se marcharon del complejo Balalu tristes pero también dolidos. «Hemos sufrido un allanamiento de morada, mi compañera se ha llevado el susto de su vida, que le pudo haber ocasionado la muerte debido a que la glucosa se le bajó a 60 y sufrió una hipotensión, lo cual, en opinión del médico, es muy grave,  y sin embargo nadie del complejo se ha dignado a pedirnos disculpas», afirma José Luis Canino, mostrando la reclamación.

Todo ocurrió el sábado a las 3.30 horas. En ese momento se encontraban durmiendo en la habitación 205. Oyeron un fuerte ruido proveniente de la puerta, y al despertar se encontraron a un hombre y una mujer de origen extranjero dentro de la habitación haciendo ruido. «Estuvieron más de media hora, debido a que supuestamente estaban confundidos y embriagados» señalan en la denuncia presentada ante la Guardia Civil.

Al dirigirse a recepción para solicitar ayuda dice que se encuentra con un auxiliar de servicio solo, pero que sin embargo va al apartamento. Este la asegura que las cámaras de vigilancia de los pasillos no estaban operativas.
Posteriormente traslada a Genoveva al centro de salud de Arguineguín donde el médico de urgencia le diagnostica una hipoglucemia, con bajada de tensión arterial y una crisis de ansiedad, cuyas secuelas este martes persistían, ya que tuvo que regresar al médico   porque presenta diarreas líquidas, infección urinaria y ansiedad. «Me encuentro fatal», asegura Genoveva, quien se indigna «porque yo vine sana a pasar unas vacaciones y me voy a casa con un cuadro médico horrible», indica.

José Luis intentó dejar el apartamento antes, pero asegura que no aceptaban devolverle el dinero por haber contratado por internet. «Eso es increíble», afirma, señalando que la dirección del complejo no le ha pedido disculpas ni ha querido compensarle el mal momento que pasaron.

El director del complejo, Javier Guedes, indicó a CANARIAS7 que es un asunto entre clientes en el que no participó el establecimiento, y que por tanto «deben resolverlo entre ellos». «No podemos hacer nada ni compensarles; sí pusimos al autor en un apartamento más alejado; aquí no hubo agresión», afirmó.

Fuente

Article Categories:
General

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.