Abr 24, 2016
19 Veces leido

El momento de la concepción

Autor

Cuando el niño está naciendo, escoge los planetas, las estrellas y el momento en el cual nacerá.
Y si vamos todavía más profundo, entonces el niño también escoge el momento de su concepción.

Cada alma escoge su propio momento de concepción: Cuándo elegirá un útero y en qué momento. El momento de la concepción no es insignificante. Es significativo en cuanto se trata de cómo el universo entero existe en ese momento, y a qué tipo de posibilidades el universo abre la puerta en ese momento.

Cuando dos niños son concebidos juntos de un huevo, entonces el momento de su concepción es el mismo y el momento de su nacimiento es el mismo. Es interesante que las vidas de los dos niños que han nacido de un huevo sean tan parecidas que es difícil que el momento del nacimiento no tenga influencia. El coeficiente intelectual de gemelos nacidos de un huevo es casi el mismo. Y aquellos que conocen, dicen que la pequeña diferencia que surge se debe a nuestro defectuoso sistema de medidas. Aún ahora no hemos podido desarrollar un criterio adecuado por medio del cual podamos medir la inteligencia cuantitativamente.

Si los gemelos nacidos del mismo huevo son criados lejos el uno del otro, aún así sus coeficientes tampoco difieren. Aún si un niño es criado en India y el otro en China, y ninguno sabe de la existencia del otro, esto seguirá siendo verdad. Ha habido casos en los que esos gemelos han sido criados lejos el uno del otro hasta que han alcanzado la madurez, pero sus coeficientes no difieren. Es sorprendente que el coeficiente se pueda asociar con el potencial del niño desde el nacimiento.

Cuando el gemelo que vive en China sufre de catarro, al mismo tiempo su gemelo en India también sufre de catarro. Por lo general, los gemelos que nacen de un huevo mueren el mismo año. A lo más, hay un lapso de tres años entre sus muertes, y por lo menos, tres días; pero, nunca más de tres años. Si un gemelo ha muerto, entonces podemos asumir que después de tres años o en el transcurso de tres años el otro morirá. Sus actitudes, su comportamiento, sus sentimientos son paralelos, y parece ser que los dos viven casi exactamente de la misma manera. Su similitud se ve también en muchas otras cosas; cada uno actúa como la copia del otro.

La piel de cada cual es individual. Si se daña mi mano y es necesario hacer un injerto, tu piel no puede ser injertada en mi mano; será necesario usar un pedazo de mi propia piel. En la Tierra entera no habrá nadie cuya piel pueda injertarse en mi mano. Mi cuerpo dará señales de rechazo; no aceptará otra piel. Sin embargo, la piel de los gemelos que nacen de un huevo puede ser transplantada. Esta es la única excepción. Si la piel de uno es injertada en la piel del otro, el cuerpo del otro no la rechazará. ¿Por qué pasa esto? ¿Cuál es la razón? No podemos decir que sea porque tienen los mismos padres, pues aunque dos hermanos puedan tener los mismos padres, sus pieles no son intercambiables. La única excepción se encuentra en esos niños que fueron concebidos en el mismo momento. Aún entre ellos no existe otro factor común.

Sus hermanos también vinieron del mismo padre y madre, pero sus pieles no pueden ser intercambiadas y la piel de un hermano no puede ser injertada en el cuerpo de otro hermano. Sólo el momento de su nacimiento es distinto; la madre y el padre son los mismos; todo lo demás es igual. Ellos difieren mucho en sólo una cosa: En el momento de su concepción.

¿Influye tanto el momento del nacimiento como para que el lapso de la vida sea de la misma longitud, que sus coeficientes sean casi iguales, que su comportamiento corporal sea el mismo, que cuando los dos enferman sea de la misma enfermedad, y que cuando los dos sanan de nuevo, sea por la misma medicina? ¿Puede influir tanto el momento del nacimiento?

/ Osho

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Conciencia

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.