Ago 11, 2016
26 Veces leido

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo 2016

Autor

Llegan las Perseidas, popularmente conocidas como las Lágrimas de San Lorenzo. La lluvia de estrellas mostrará su pico de actividad el próximo viernes 12 de agosto entre las 14:00 y las 16:30 horas canarias, aunque serán más visibles las noches del 11 al 12 de agosto y del 12 al 13 a partir de las dos de la madrugada cuando está previsto el primer ciclo de actividad y la Luna tendrá menos efecto.

Las Perseidas son visibles todos los años sobre este día, cuando nuestro planeta cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que pasó cerca del Sol por última vez en 1992, dejando un rastro de pequeñas partículas que formaron la cola del cometa. Al chocar con la atmósfera, la fricción las calienta hasta desintegrarlas a gran altura y, durante unos segundos, las partículas brillan para producir el fenómeno conocido como lluvia de estrellas fugaces.

Para poder disfrutar de las estrellas poco se necesita, un lugar oscuro y despejado, alejado de la contaminación lumínica y de las grandes urbes y se pueden observar a simple vista. Los mejores puntos de observación se encuentran en las cotas más altas,allí donde se supera el fenómeno denominado por los grancanarios como “Panza de Burro” o ‘Mar de nubes‘, esa acumulación de nubes bajas a alturas inferiores a 500 metros sobre el nivel del mar, que bloquea la visión del firmamento.  Además, la luz de la ciudad provoca el fenómeno denominado contaminación lumínica, que impide la observación de las estrellas.

Las islas Canarias son conocidas internacionalmente por sus condiciones extraordinarias para la observación de los astros. La calidad de sus cielos es tal que están protegidos por la Ley sobre la Calidad Astronóica. Además, los Observatorios del Instituto Astrofísico de Canarias forman parte de nuestras tres reservas Starlight, las de Tenerife, Fuerteventura y La Palma.

Pero Gran Canaria ofrece también varios espacios desde los que disfrutar de esta lluvia de estrellas fugaces. Te proponemos algunos lugares donde poder verlas con claridad.

Roque del Saucillo, San Mateo

Situado en la Vega de San Mateo, a 21 kilómetros de Las Palmas de Gran Canaria y con una altitud de 831 metros, lugar idóneo para ver las Perseidas. El observatorio astronómico Roque Saucillocuenta con un telescopio astrógrafo de última generación.

Mirando hacia el oeste, a primera hora de la noche, destaca el cuerpo central de la constelación Pegaso, el caballo alado de la mitología griega. En vertical, a la izquierda de la Vía Láctea, está rodeado por constelaciones como Casiopea, con su típica forma de letra eme; Cisne, ya poniéndose por el horizonte occidental; y Piscis.

Llanos del Garañón

Situado en el municipio de Tejeda, a 44 kilómetros al suroeste de la capital de la isla de Gran Canaria,Llanos de Garañón es un buen lugar para la observación del cielo. Desde sus 1.700 metros de altitud, esta plataforma natural es de fácil acceso por carretera. Aunque el mirador es de capacidad reducida, en las proximidades existen varias zonas de acampada habilitadas con cabañas.

En pleno centro de la isla, la noche se convierte en un espectáculo astral. Mirando al suroeste, especialmente bonitas son las primeras noches de primavera, cuando se ve la mayor concentración de estrellas brillantes del hemisferio norte. Es el Hexágono del Invierno, siete estrellas que en esa época del año caminan para ocultarse bajo el horizonte occidental. En el sentido del reloj, empezando por los dos astros más elevados, Castor y Pollux, se pueden ver Capella, Aldebarán, Rigel, Sirius y Procyon, de las constelaciones de Géminis, Auriga, Tauro, Orión, Can Mayor y Can Menor, respectivamente.

Pico de las nieves

Para sentir la esencia de un lugar y empaparse de su atmósfera, nada mejor que subir a su punto más alto. En Gran Canaria, esa atalaya es el mirador del pico de Las Nieves, situado en el mismo centro de la isla, a 1.949 metros de altitud. Desde allí se ve el amplio sector de la isla declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, con su infinidad de barrancos profundos y de aristas afiladas, cubiertos de vegetación y coronados por pitones volcánicos de formas enigmáticas.

Temisas

El Observatorio de Temisas se enclava en un paraje de gran belleza, conformado por un caserío cercano a uno de los olivares más importantes de Canarias. El pueblo cuenta con vestigios de los molinos de aceituna del siglo XVI, y aún hoy muchos agricultores mantienen viva la tradición, elaborando en la almazara municipal el Aceite de Oliva Virgen Extra “Caserío de Temisas“.

El Observatorio realizará diferentes actividades educativas para ver y conocer este fenómeno.

Roque Nublo

Situado en el interior de la isla, el Roque Nublo es considerado una de las peñas naturales más grandes del mundo. De especial significado para los isleños, este roque de origen volcánico se eleva ochenta metros sobre su base y 1.813 metros sobre el mar. Todo su entorno fue declarado espacio natural protegido en 1987 y parque rural siete años después. Su enorme presencia solo es superada en altura por el pico de Las Nieves, con 1.949 metros, el lugar más elevado de Gran Canaria.

Gracias a la altitud y a la calidad del cielo, se puede disfrutar de numerosas estrellas, constelacionesy nebulosas. Entre ellas encontramos a Saturno, la galaxia de Andrómeda, la nebulosa de Orión o el cúmulo de Pléyades, entre otros.

Presas de las Niñas

Todo aquel que busque un paraje natural donde poder ver la lluvia de estrellas, encontrará en la presa de Las Niñas, en el interior de la isla de Gran Canaria, el enclave perfecto. Este lago artificial está rodeado de pinos canarios y cuenta con una amplia zona de recreo: entre otros servicios, dispone de mesas, fogones, baños y aparcamiento. También existe un área en la que se permite acampar. Labaja contaminación luminíca y la lejanía de la urbe harán de una velada perfecta para observar las Perseidas.

Además, el proyecto europeo STARS4ALL, en colaboración con el portal sky-live.tv, emitirá, en directo, desde los Observatorios de Canarias, la lluvia de estrellas, para todos aquellos que no se puedan desplazar a verlas.

Fuente

Article Categories:
Ciencia · Ocio

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.