Todo el mundo puede disfrutar de la meditación, es un hecho infalibl