Todo el mundo puede disfrutar de la meditación, es un hecho infalible. Lo que pasa es que la meditación no viene en talla única para todos. No hay método de meditación correcta pero el efecto debería siempre rondar por lo mismo – relajacion y paz mental.  En los últimos años con el boom de la nueva era de espiritualidad, donde religiones antiguas como el Budismo, Hinduismo y Taoísmo se pusieron de moda en cuanto a sus enseñanzas filosóficas e espirituales, llevo al desarrollo de innumerables técnicas de mente-cuerpo para satisfacer las preferencias individuales.

(Inusual para mi), quizás para otras personas sea algo normal. Pero lo convencional es sentarse a meditar en silencio.