¡SÉ REAL!

Recuérdalo siempre, no importa lo que hagas, observa si tu centro está involucrado en ello o no, porque si no está involucrado es mejor no hacer una sola cosa. ¡No la hagas! Nadie te está forzando a hacer algo.