Cogeme de la mano

cogeme de la mano

Érase una vez que una niña y su padre estaban cruzando un puente. El padre tenía miedo a que le pasara algo a su hija, por lo que le pidió a su hija, «Cariño, por favor agarra mi mano para que no te caigas en el río.» La niña dijo: «No, papá. Tú me agarras la mano a mí.» «¿Cuál es la diferencia?» -preguntó el padre. «Hay una gran diferencia», respondió la niña. «Si te agarro la mano a ti y algo me pasa, lo más probable es que deje ir la mano. Pero si tú me agarras la mano a mí, estoy segura del todo que no importa lo que pase, nunca vas a dejar ir mi mano.»

cogeme de la mano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.