Un día estaba Buda caminando por un pueblo. De paso se le acerca un muchacho joven que estaba bastante enfadado…  y comenzó a insultarlo. «Usted no tiene derecho a enseñar a otros » gritó. «Usted es tan estúpido como todos los demás. No eres más que una falsificación».

Buda, sabio que es, y al estar consciente de la vida que vivía, pues no estaba molesto por estos insultos. En su lugar, le preguntó al joven «Dígame, si usted compra un regalo para alguien , y esa persona no lo acepta, ¿a quién pertenece el regalo?»