En un reciente viaje a Tenerife, tuve la oportunidad de hacer un poco de senderismo por el Parque de Anaga. En particular como dice el titulo, hice un recorrido por el bosque encantado, que a diferencia de la experiencia que tuve yo en un dia soleado, hubiese tenido un toque mas encantado con las nubes al nivel de los ojos.

El recorrido lo lei en este blog que detalla todo muy bie