En este vídeo vemos la conexión de un Gorila con su amigo humano y como lo recuerda al haber estado separado unos 5 años. Es sin duda una muestra de que el amor y los recuerdos son parte de lo natural y que al crecer, nadie nos dice lo bondadosa que la naturaleza puede llegar a ser, sino simplemente aprendemos de que es un animal, es una raza distinta y que tiene instintos animales – los cuales normalmente están retratados como algo negativo. Este vídeo muestra totalmente lo contrario y que esta el mundo lleno de amor por defecto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.