image

Fat Kong
El nombre lo dice todo – comida china para el que no esté en dieta. No es que sea comida grasienta sino que vas a pedir más de un plato después de cualquiera, las salsas que usan para acompañar riquisimas- desde schezuan, a manchurian, a chilli a simple sal y pimienta – te cambian verduras con carne o rebozados con clásicos indios como el paneer.