Los restos del dictador español Francisco Franco fueron trasladados del valle de los caídos a una tumba discreta, 44 años después de su elaborado funeral.

La tan esperada reubicación del jueves 24/10 cumple una promesa clave del gobierno socialista, que dijo que España no debe continuar glorificando a un fascista que gobernó el país durante casi cuatro décadas.

Su familia desafió sin éxito el nuevo entierro en los tribunales. El nieto de Franco, Francisco Franco y Martínez-Bordiu, dijo que estaba furioso con el gobierno.

«Siento una gran rabia porque [el gobierno] ha usado algo tan cobarde como desenterrar un cadáver como propaganda y publicidad política para ganar un puñado de votos antes de una elección», dijo a la agencia de noticias Reuters.

El mes pasado, la Corte Suprema rechazó una apelación de la familia de Franco contra la exhumación. También rechazó una propuesta para un sitio alternativo. La familia, que no quería que se mudara en absoluto, prefería que se acostara en una cripta familiar en la Catedral de la Almudena, en el centro de la capital.
Pero el gobierno argumentó que el ex dictador no debería ser colocado en ningún lugar donde pudiera ser glorificado. También dijo que había posibles problemas de seguridad con el sitio de la catedral.

El lugar de enterramiento de Franco ha sido objeto de un feroz debate durante décadas y los españoles siguen divididos sobre si sus restos deberían haber sido trasladados, sugieren las encuestas de prensa.

Una encuesta de El Mundo este mes dijo que el 43% apoyó la medida, con el 32.5% en contra y el resto indeciso.

La diputada de Die Linke Zaklin Nastic se ha mostrado escandalizada por la forma como se ha realizado la exhumación del dictador Franco, que ha acabado siendo según numerosos observadores una especie de homenaje auspiciado por el Gobierno.

«Mientras que en Catalunya la gente recibe golpes y la envían al hospital, España entierra otra vez con honores a Franco. Una vergüenza», señala.

En Alemania una jornada como la que hoy ha vivido España con la exhumación de Franco, con honores, presencia de banderas franquistas y televisado, sería imposible, porque sería ilegal. También lo es hacer el saludo nazi, que hoy se ha visto en imágenes.

España la vergüenza del Europa moderna

Los simpsons siempre predicen el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.