Los militantes se esconden detrás de un muro y asoman un palo vestido de muyahidín para reírse del francotirador, quien contesta con disparos aunque sin mucho éxito. También le gritan a su rival intentando provocarle.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario.
Introduzca su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.